#Economia - Tras el fallo adverso, Argentina respetará los pagos establecidos

Luego de conocer la decisión la Corte Suprema de EEUU, Cristina dijo que cumplirá los compromisos. Afirmó que Argentina está sometida a una “extorsión”. Fondos piden que se ejecute la sentencia.

La presidenta Cristina Fernández aseguró ayer que la Argentina cumplirá con sus compromisos financieros, enfatizó que no defaulteará la deuda reestructurada e invitó a los holdouts a aceptar el canje de deuda que está reabierto bajo las condiciones de la operación que se realizó en 2010.
La Presidenta intentó despejar dudas luego de que la Corte Suprema de los Estados Unidos rechazara el pedido de la Argentina para que intervenga en el juicio entre el país y holdouts y revise los fallos adversos de primera y segunda instancia que obligan al pago de 1.330 millones de dólares.
El máximo tribunal judicial americano se había reunido el jueves en Washington y postergó hasta ayer la comunicación oficial sobre su determinación, que resultó desfavorable a los intereses argentinos, a pesar de que en las últimas horas había cobrado fuerza la versión de que la Corte pediría una nueva opinión al Gobierno de Barack Obama.
Con esta decisión, la única desfavorable frente a otras dos más beneficiosas para el país que podría haber adoptado la Corte, la Argentina tendría que pagar antes del 30 de junio unos 1.330 millones de dólares a tenedores de bonos en default.
“Vamos a pagar”
“El 30 de junio debemos pagar 900 millones de dólares y los vamos a pagar”, sostuvo la mandataria y agregó que instruyó al Ministerio de Economía “para que se tomen todas las medidas para pagarles a los que creyeron en la Argentina”.
No obstante, no dio precisiones sobre cómo la Argentina realizará estos pagos eludiendo la posibilidad de ser sometida a embargos y caer en default.
La Presidenta señaló que el fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos “no la sorprendió” y reveló que “lo esperaba” porque es la “convalidación de una forma de hacer negocios”.
Además, consideró que la Argentina “esta sometida a esta extorsión” y afirmó que “todo gobernante, todo país tiene que estar dispuesto a negociar, pero no puede dejar someter a su pueblo a una extorsión semejante”.
“Queremos cumplir y honrar nuestras deudas y lo vamos a hacer”
La mandataria explicó que la medida del juez Thomas Griesa implica una erogación de 15.000 mil millones de dólares y graficó que “representa más del 50 por ciento de las reservas”, con lo cual consideró “absurdo e imposible” pagarlo.
La mandataria consideró que el “fallo fue contrario a la Argentina, pero también al 92 por ciento de los acreedores que creyeron en la Argentina y reestructuraron la deuda; y por qué no decirlo, también en contra del sistema financiero global”.
La Presidenta explicó que el reclamo tiene como protagonista al fondo de inversión NML que tiene bonos adquiridos en el año 2008 por 48,7 millones de dólares y afirmó que “el retorno a 2014 es el 1608 por ciento en dólares".
Que ejecute la sentencia
Por su parte, el Fondo NML Capital que administra Paul Singer le solicitó ayer al juez de Nueva York, Thomas Griesa, que apure la ejecución de la sentencia a favor de los holdouts, tras el el rechazo de la apelación argentina ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.
En un comunicado, el fondo de inversión indicó que “la Corte más alta de Estados Unidos ha hablado. Ahora, es el momento para que Argentina honre sus compromisos con sus acreedores”.
Según indicaron agencias internacionales, Singer añadió que si la Argentina acata los fallos de primera y segunda instancia que les fueron desfavorables, hacerlo “beneficiará tanto a la economía argentina como a su posición internacional”. 
Montos y vencimientos
Por la renegociación de la deuda con el Club de París, el pago con bonos a Repsol y ahora el fallo adverso de los tribunales de EE.UU., la Argentina “blanqueó” el pago de deuda por casi U$S 35.000 millones. Son U$S 6.500 millones a Repsol, U$S 9.700 millones al Club de París y otros U$S 18.000 millones a los fondos buitres y bonistas que no ingresaron en los canjes, que ahora quedaron consolidadas judicialmente. Al Estado le queda, sin embargo, la posibilidad de negociar ese monto, y que termine siendo menor. 
La deuda pública total supera así hoy los U$S 250.000 millones. Son unos 100.000 millones más que cuando la Argentina decretó el default a fines de 2001 y U$S 124.000 millones más que los reconocidos por la Argentina luego de la primera reestructuración de la deuda. Esa deuda fue aumentando por los déficits fiscales, los intereses devengados de los nuevos bonos, el cupón PBI y los reconocimientos de intereses atrasados y hasta punitorios. 
De ese total, entre intereses y capital, hasta fin de año vencen unos U$S 10.000 millones y en 2015 otros U$S 21.700 millones. En tanto entre 2016-19 - período del próximo Gobierno- vencen más de U$S 70.000 millones de dólares, de acuerdo a las cifras de la consultora ACM. 
En esta cifra no se incluyen la deuda del Tesoro en pesos con el Banco Central por los “Adelantos Transitorios” ya que se supone que van a ser auto- refinanciados. CC
Cronología del conflicto 
-El 23 de diciembre de 2001, el por entonces presidente Adolfo Rodríguez Saá declara el cese del pago de la deuda externa.
-A mediados de diciembre de 2002, Duhalde anuncia que sólo pagará intereses de la deuda externa, sin utilizar reservas del Central.
-En setiembre de 2003, Néstor Kirchner firma con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un acuerdo Stand By a tres años.
-El 22 de setiembre de 2003, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, propone una reestructuración de la deuda, que incluye una quita del 75 por ciento y es rechazada por los acreedores.
-En  junio de 2004, el Gobierno anuncia la “propuesta de Buenos Aires” para reestructurar los pagos de esa deuda. Redujo la propuesta de quita del 75% a promedios entre el 63% y el 45%.
-La Argentina interrumpe las negociaciones con el FMI hasta que finalice el proceso de canje.
-El 14 de enero de 2005 se realiza el lanzamiento de la operación de canje de la deuda en default.
-El primer canje de deuda finaliza el 15 de abril de 2005. La Argentina renegocia unos 81.800 millones de dólares y logra una adhesión del 76,15 por ciento. El resto mantiene sus reclamos.
-A principios de enero de 2006, la Argentina cancela su deuda con el FMI concreta un pago anticipado de 9.530 millones de dólares, un pasivo contraído entre enero y setiembre de 2001, con vencimientos programados hasta el 2009;
-El 31 de enero de 2007, Argentina y España firmaron un acuerdo de reestructuración de la deuda, asociada al préstamo que España realizó en marzo de 2001, durante la XVI Cumbre Iberoamericana.
-El 2 de setiembre de 2008, Cristina Fernández resuelve cancelar la deuda de 6.706 millones de dólares con el Club de París con reservas internacionales del Banco Central.
-A mediados de setiembre de 2008, la Presidente anuncia que junto a tres bancos se estudiaba la posibilidad de resolver la deuda con los acreedores que no habían ingresado en el canje de 2005.
-El 9 de octubre de 2009, Amado Boudou, por entonces Ministro de Economía, anuncia la reapertura del canje de 20 mil millones de dólares de deuda para los holdouts que no habían aceptado las condiciones de 2005. 
-Se crea el “Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento” a través de un decreto de necesidad y urgencia el 14 de diciembre de 2009, que dispone el uso de 6.569 millones de dólares del Banco Central de la República Argentina para el pago de la deuda en el año 2010.
-El 15 de abril de 2010, se lanza el nuevo canje de deuda, con una quita promedio del 66,3% para inversores institucionales, y del 50% para los restantes. La oferta final indicaba que Argentina terminaría pagando U$S10.500 millones por los U$S 20.000 millones impagos.
-El 23 de junio de 2010, la Presidenta anuncia el fin del segundo canje de deuda, con una aceptación del 66% de los tenedores de bonos defaulteados.
-En octubre de 2012, la Corte de Apelaciones de Nueva York emitió un dictamen en el cual se considera que la Argentina cometió una discriminación con los fondos buitre y los demás bonistas que decidieron no participar de los canjes de deuda en los años 2005 y 2010.
-En noviembre de 2012, el juez Thomas Griesa ratificó que la Argentina debe pagar el 100% de la deuda que mantiene con los bonistas que no ingresaron a los canjes de deuda.
-En febrero de 2014, Argentina apela el fallo de Thomas Griesa y el de la Corte de Apelaciones ante la Corte Suprema de EEUU.
-El 16 de junio de 2014 la Corte Suprema de los Estados Unidos rechaza tratar la apelación de la Argentina y el caso vuelve al juzgado de Griesa.

Fuente: osandes.com.ar