Inglaterra y Australia aspiran al Mundial 2022 si bajan a Qatar

La FIFA está estudiando las denuncias de corrupción en la votación.
 FIFA se comprometió a investigar las denuncias de corrupción en torno a la compra de voluntades en la elección de la sede del Mundial 2022, que ya fuera asignada a Qatar (le ganó a Australia, Japón, Estados Unidos y Corea del Sur).
Un fiscal de la FIFA planea culminar la próxima semana su investigación sobre la votación ocurrida en 2010 para asignar los Mundiales de 2018 y 2022. 
"Si hay casos de corrupción comprobados, será necesario que haya sanciones y se haga una nueva votación", dijo el francés Michel Platini, presidente de la UEFA, quien votara hace cuatro años por Qatar.
Si la FIFA se viera obligada a cambiar la sede, hay dos países que aspiran fuertemente a organizar el Mundial: Inglaterra y Australia. 
A los ingleses les juega en contra que el Mundil de 2018 será en Rusia, y posiblemente FIFA apunte a organizar el certamen en Asia u Oceanía.